jueves, 3 de junio de 2021

BARBA A LOS CASI OCHENTA



 Queridisimos amigos@ 
José os dedica este poema con todo cariño.

BARBA  A LOS CASI  OCHENTA

 

Muchos años hace ya,

Al cumplir dos veces veinte,

Me dejé la barba crecer,

Sin saber si físicamente

Iba a ganar o  perder.

Diversas opiniones  escuché,

Que hoy, que me la vuelvo a dejar

Casi cuarenta años después,

 Quisiera con las actuales comparar.

No me será posible, pues muchos

De los que opinaron la primera vez,

Se marcharon ya para no volver.

 Planteo de nuevo  mi reto

Y continúo sin saber

Si tener o no tener barba

Me hace ganar o perder.

Pero eso no  me preocupa,

Es cuestión sin validez,

Lo  importante es seguir vivo,

Para poder hacer o deshacer.

No le parece a Vd.?

 

José Alcaide Maestre

Septiembre 2019  


17 comentarios:

Franziska dijo...

Creo que tiene razón, la barba es solo un adorno... lo importante es estar vivo.
Me alegra encontrarte en el blog, como siempre, señal de que tú también resistes los embates de la vida. Un abrazo.

Alfred dijo...

Llevo barba desde mis cuarenta y pocos, con lo cual me quedan algunos para plantearme ese dilema. ;)
Un saludo.

Sara O. Durán dijo...

Bien por él. La apariencia no importa. Lo que vale es el interior y el comportamiento.
Besos.

Ester dijo...

Le he leído algunas cosas y siempre sorprende su frescura al escribir. Un abrazo

Mi nombre es Mucha dijo...

,Muy bueno abrazo yo los prefiero sin barba son un golazo

Francisco Espada dijo...

No puedo opinar en tu caso, pero en el mío sí que estoy de algo cierto. Me dejé barba en septiembre de 2012, después de toda una vida de afeitado diario y he ganado en comodidad. La estética no tiene para mí tanto valor ahora ni me obligan las exigencias laborales. Alguna ventaja tenía que tener hacerse mayor.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Pues que siga haciendo poesía y dejándose barba hasta que doble la edad.
Matusalem es una de las barbas más famosa que existen. Creo

CHARO dijo...

Me ha encantado el poema y es verdad que lo importante es seguir vivo para hacer y deshacer.Besicos

AMALIA dijo...

Buen poema.
Lo fundamental es seguir adelante y con suerte.
Un beso.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Un poema original y genuino. La barba aporta solera y dignidad a muchos hombres de conocimiento, asi que si se está a gusto con ella, pues adelante con la barba.Buen poema.
Mi abrazo entrañable, amiga.

Albada Dos dijo...

Seguro que le sienta bien.

A ver si le veo pronto. Un abrazo

Jose Alcaide dijo...


QUERIDISIMOS SEGUIDORES DEL BLOG DE MI HERMANA JOSEFA, OS AGRADEZCO MUCHO VUESTROS COMENTARIOS ACERCA DE MIS HUMILDES POESIAS, ME SIENTO FELIZ SI ESCRIBIENDO COLABORO EN LA SATISFACCION DE NUESTROS AMIGOS/AS. GRACIAS, Y UN FUERTE ABRAZO PARA TODOS/AS.


RosaMaría dijo...

jajaja.. Me gustó mucho tu poema y la duda que te trajo. Me llevó a la infancia: En la escuela habíamos leído algo así como que el de la barba, bastante larga por cierto, estaba feliz con ella, hasta que un nieto le preguntó: Abuelo y cómo duermes con la barba afuera o adentro de las sábanas? Cuenta el cuento que esta pregunta le generó inquietud por lo que desde ese día no dormía muy cómodo pues se despertaba para ver como lo hacía... Cosas de la niñez que se quedan grabadas. Perdón por el rollo. Saludos y cariños a mi querida amiga Josefa.

Conchi dijo...

Un poema divertido José, ya te plantearas dentro de otros cuarenta que hacer.

Abrazos para los dos.

Mónica Pin Álvarez dijo...

Hola Josefa.
Me encantó tu poema. Para mí tienes toda la razón. Que importa hasta donde llegue la barba si lo que importa en la vida es seguir vivos para continuar, hacer y deshacer.
Es una verdad como un templo.

Un abrazo de buenas noches.

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

Las barbas hacen interesantes a los hombres, a mí particularmente, me gusta la barba de tres días.
Saludos

Manuel dijo...

Gracias, Josefa, por compartir tan bonito y simpático poema... Y José, tu mismo.
Un fuerte abrazo, estimada amiga.