Google+ Followers

miércoles, 28 de enero de 2015


   EL LADRÓN LECTOR
   Me dispuse a salir.  Había quedado  con  unas amigas, cogí mi bolso,  miré en el interior por si me dejaba algo que posiblemente echaría a faltar.  No, todo estaba. Un pañuelo, un espejo, la barra de labios,  el peine, el monedero, las llaves…
Últimamente lo comprobaba siempre  porque una vez me dejé las llaves y al volver a mi apartamento me irrité llena de impotencia al no encontrarlas en el bolso.
     Fui a casa de un familiar a por la copia que tiene para estos casos.
  Volví al piso, y cuando abrí la puerta me sorprendí,  pues me pareció que alguien  había forzado la cerradura.  Al ver el salón todo revuelto y en especial  la librería, mis temores se acentuaron y muy asustada me dispuse a recorrer el piso.  Miré en la cocina, allí estaba todo en orden,  los dormitorios igual.  Solo quedaba la salita de estar. Al abrir la puerta  vi sentado en el sillón con la luz  de la lámpara de pié, encendida, un hombre joven muy atractivo, tenía una  barba muy poblada, que le daba un aire de abandono.  Estaba completamente ensimismado en la lectura de  mi libro favorito.
¿Qué  hace usted en mi casa? - Le pregunté  gritando.  Levantó la vista y muy sorprendido dijo todo nervioso.
 –Perdone,  se lo explicaré. 
_Tiene dos minutos. Le dije muy impaciente.
- Estoy pasando una mala situación económica y sobrevivo con pequeños robos. Hoy le ha tocado a usted. En las casas que entro procuro  hacer el menor  daño posible.  Aquí,  empecé buscando algún dinero  en el salón  y al rebuscar en la librería encontré este libro  “Camino del éxito”,  y me atrajo el titulo. En especial la artística rúbrica que hay en el centro de la portada.
 –Sí,  la creé para distinguir los libros que más me han gustado leer. –Contesté- - él, ya más tranquilo siguió justificándose-.
   - Empecé a leerlo con curiosidad al principio, e interés después. Me ensimismé en la lectura y  no me dí cuenta de  su entrada. Perdone, pero ya me voy.- No llame a la policía,  por favor.
  – No lo haré,  creo que dice la verdad. Pero tendré que poner un sistema de seguridad por si intentara entrar de nuevo.  
- No se preocupe, no volverá a pasar. La lectura de su libro me  ha servido para cambiar mi vida.
   -Es mi libro favorito, se lo regalo. -Acéptelo  y siga con su lectura.   
    El ladrón se fue  dándome  las gracias y disculpándose.  Yo, no salía de mi asombro.  En el fondo sentía compasión por aquel hombre  que a pesar de su apariencia   de abandono transmitía un singular atractivo   seguido de cierta distinción y que a pesar de todo esto estaba  en una situación  tan deprimente.
     Instalé una alarma  que al sonar, el ladrón más atrevido  renunciaría a  invadir mi casa.
    Pasó algún tiempo,  en la empresa donde yo trabajaba hicieron un ERE, y me tocó engrosar la lista del paro.  Me dediqué a mandar currículos a  todas las empresas  que solicitaban personal.  Por fin un día  recibí una carta  en  la cual me pedían una entrevista para ocupar un cargo de  importancia  en una empresa multinacional.  Toda ilusionada,  me dirigí  a  la dirección  indicada.  En recepción,  una empleada llamó por teléfono  dando mi nombre. –Vamos, el director la espera.  La seguí un poco nerviosa.  Se paró en una puerta en la que en  una placa se  leía:
                Director Jorge  Morantes  
  La empleada pidió permiso.    Pase.   Contestó  una voz varonil desde dentro.  Un hombre  sonriente sentado en un  sillón negro, delante de la mesa del despacho,  dando la espalda  a  un gran ventanal con magnificas vistas,   me observó con agrado y curiosidad a la vez.
 ¿De qué conozco yo a este hombre? - Me pregunté-.
¿Usted es la señorita que aspira al puesto de secretaria? -     -Me preguntó con una voz suave pero firme.
  –Si,  -le contesté-.
   -Bien, el puesto es suyo.  Sé que está Vd. muy capacitada para el mismo.
    Y en ese momento,  al mirarlo agradecida,  vi  sobre la mesa,  a su derecha, con mi rúbrica en la portada, el libro que le regalé al  ladrón lector.


32 comentarios:

AMBAR dijo...

Preciosa esta historia Josefa.
Realmente es un misterio la vida en la que a veces ocurren cosas que no tienen explicación, la realidad y la ficción, suelen estar muy cerca.
Ya he repasado las anteriores, csualidad que hoy vi tu publicación, pero la mía después de tres horas se esfumó.
Un abrzo.
Ambar

dimple khadi dijo...

Lovely post dear!
Really nice
New post now on blog, kindly check it out!
http://dimplekhadi.blogspot.com/2015/01/headwrap-tutorial-2.html

Antonia del Olmo dijo...

Bonita historia Josefa! Las buenas acciones tienen consecuencias inesperadas!!! un abrazo.

CHARO dijo...

Una historia preciosa y con final feliz cómo a mí me gustan.....la vida da muchas vueltas y no hay que menospreciar a nadie por su situación económica.Besicos

Mª Jesús Muñoz dijo...

Josefa, la historia que nos cuentas es original y muy inspiradora...Te dejo mi felicitación por el realismo con que la has contado, puedo decirte que la doy por cierta...Mi abrazo grande y mi ánimo siempre,compañera de letras.
M.Jesús

Franziska dijo...

Enhorabuena, nos has entretenido desde el primer instante de tu narración. Es un cuento muy bien contado y desarrollado de un modo dinamico hasta el final feliz.

Un abrazote y que sigas escribiendo más historias. Franziska

Abuela Ciber dijo...

Grato lo que he vivido leyendote
Me gusto mucho lo que nos regalas
Cariños

Sara O. Durán dijo...

Es una maravilla tu relato. Sin duda el mundo es redondito y nunca sabemos cuándo nos volveremos a encontrar en otras circunstancias.
Muchos besitos anisados.

Fanny Sinrima dijo...

Una historia original, muy humana y con su moraleja de fondo.
Leer siempre abre caminos al espíritu y al conocimiento y, si me apuras, diré que "un libro puede salvarnos de la ruina moral".

Un abrazo.

Abril dijo...

He disfrutado mucho la historia Josefa, el principio es altamente intrigante!
Un abrazo

Marta dijo...

Una cosa que pocas veces he conseguido, es contar un cuento con moraleja. ¡Tu lo has hecho perfectamente! Me ha encantado.

Besos.

PEPE LASALA dijo...

Bonito relato y buen final, tiene un buen mensaje Josefa. Me ha gustado mucho. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

Amatista Amatista dijo...

Maravillosa historia en quedado atrapada en tu espacio ,saludos

Marian dijo...

Un relato apasionante y te demuestra que haciendo el bien....algun dia te pueden devolver el favor sin esperarlo
Un abrazo

Luz dijo...

OHHHHH!!! Si es que todo lo bueno regresa SIEMPRE!!! Me ha gustado un montón, Josefa!!! ABRAZOOOS!!!

Marian dijo...

¡¡Que bonito Josefa, me he emocionado!! Gracias amiga !! Un abrazo grande. !!!

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Vaya desenlace tan bonito, Josfa, eso demuestra todas las maravillas que puede obrar un libro cuando proviene de una buena acción.

Cordial saludo.

PEPE LASALA dijo...

Por aquí paso a saludarte Josefa. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

icue dijo...

Muy buena anécdota, aquí se ve que cualquier buena acción que hacemos no cae en el vacío, toda una lección.
Un abrazo

eligelavida dijo...

Muy bonita historia. Lo que puede hacer un libro!! Que pena que los libros hoy no sean tan apreciados. Debemos inculcar la buena lectura desde la infancia.

Un abrazo!

Marina-Emer dijo...

Hola preciosa ...gracias por tu cariñosa entrada a mi blog ...y siempre que te veo pienso ....¡cuantos años que la firme un libro mio y lo leias en la reunion de amigas,,,,
muy bonita tu historia la vuida es asi
Estoy en clase y me despido
Besitos y no me olvides....
Marina

Tesa Medina dijo...

Que historia tan esperanzadora y más en estos tiempos de tanto paro y desesperación, Josefa.

Me gusta mucho, porque hay tolerancia, libros de por medio, y esa preciosa idea de que cuando hacemos algo por alguien de una manera generosa la vida nos lo devuleve con creces.

Espero que te estés mimando y cuidando con estos fríos, Josefa.

Muchos besos y siempre me alegran nuestros reencuentros.

Lola Barea dijo...

Muy bueno el relato, como buen lector era el ladrón, me ha encantado, precioso, querida Josefa. Ha sido un placer de llegar hasta aquí y leerte.
Un fuerte abrazo querida amiga.
Lola Barea.

Ester dijo...

Porque será que los finales felices gustan tanto, estamos cansados de realidades tristes. Vengo a tomar un café, cuando he visto que te habías hecho seguidora ya te habías ido y no te lo he podido ofrecer.

Abril Sampere dijo...

Me ha encantado tu blog, he dado inicio a uno http://esparanostras.blogspot.com/, te invito a visitarlo, saludos, Abril

Amatista Amatista dijo...

Maravillosa historia,un libro puede hacer milagros,cobra vida y nos hace participes,un abrazo

Sara dijo...

Una historia preciosa, me ha encantado.
Un saludo y un placer pasar por aquí :)

Tio Antonio dijo...

Encantador relato. A veces los amigos de lo ajeno nos favorecen.

Un abrazo.

Josefa dijo...

Gracias queridos y queridas amigas.
Vuestra compañia me llena de ilusión y
cariño.
Un abrazo de todo corazón

Ernesto. dijo...

Hola Josefa.

Una historia de interés, entrañable...

En alguna medida estas cosas suceden. No tal vez con ese hilo conductor, pero sí en el fin.

Lo que das, recibes.

Un abrazo.

Nita Oliveira dijo...

Vim e gostei muito de tudo. Voltarei, pois já estou a seguir.
Beijo.
Nita

RosaMaría dijo...

Encantador relato! Lo que damos siempre vuelve... Gracias.