Google+ Followers

domingo, 13 de noviembre de 2011

LA RESPUESTA DE UN NIÑO



Al autor y orador Leo Buscaglia, se le solicitó que fuera parte del jurado de un concurso. El propósito del concurso, era encontrar al niño más cariñoso. El ganador fue un niño de 4 años cuyo vecino era un anciano a quien recientemente se le había muerto la esposa. El niño, al ver al hombre sentado en una banca del patio y llorando, se metió al patio del anciano, se subió a su regazo y se sentó. Cuando su mamá le preguntó que le había dicho al vecino, el pequeño niño le contestó: "Nada, sólo le ayudé a llorar”…

Los niños nos hacen ver cosas que pasan desapercibidas para los adultos.


IMAGEN Y
TEXTO DE LA WEB

36 comentarios:

CHARO dijo...

Precioso el relato Josefa......es verdad que podemos hacer mucho bien ayudando a llorar a esa persona que lo necesita.Besotes

martha bernal dijo...

Cuantas veces contenemos las lágrimas que nos dañan interiormente, necesitaríamos a alguien que no haga nada, solo que como ese niño, nos ayude a llorar. Besos Martha.

josefina dijo...

es delicioso el relato.
Un beso

Leti Sicilia dijo...

Tenemos tanto que aprender de los niños... Una delicia leer esta entrada Josefa.

Buena semana, un beso.

Leti

Josefa dijo...

Gracias Charo por tu comentario:
A veces se agradece que te escuchen y sobre todo la caricia de un niño te llega al alma.

Josefa dijo...

Martha: Contengo tantas veces las lagrimas... que en esos momentos agradeceria que alguien me ayudase a llorar. Solo en Dios tengo consuelo.Muchas gracias por tu visita.

Josefa dijo...

Josefina es un placer leer tu comentario.

Josefa dijo...

Leti: Me alegro que te guste esta
entrada.Besos

María dijo...

Casi lloro, chica.
¡Qué lección!

Besos

Chelo dijo...

Cuantas veces nos empeñamos en decir no llores cuando lo que tendríamos que hacer es ayudar a llorar como lo ha hecho este niño.
Entrañable.
Un abrazo

Josep dijo...

Precioso relato Josefa. No hace mucho le pregunté a mi nieto de 3 años. "Roger, que te ha pasado esta noche?" "Nada, que he llorado porque no podía llorar".

Es cierto, aun me queda en el pensamiento su frase.
Un beso.

Hada Isol ♥ dijo...

Es un relato muy dulce! los niños pequeños tienen la inocencia,la pureza y la sencillez que poco a poco vamos perdiendo,que pena que así sea,a veces se nos pasan por altos los gestos más simples de humanidad por ir corriendo tras a otras cosas,me encantó este post querida Josefa!un abrazo grande!

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" dijo...

la mirada pura de un niño, sin pretensiones y totalmente en empatía con el entorno, sintiendo lo que hay que sentir...

Precioso.

Gracias

Marina-Emer dijo...

Mientras el dolor pasa triste-mente,
El alma con su funda protegida,
Recoge de las penas día…día,
Llanto, olvido, compasión y amor latente.
Con todo el cariño mi recuerdo un abrazo y muchos besos
Marina

Manrique dijo...

Es cierto que los niños hacen cosas que "ya" hemos dejado de hacer los mayores. "Si no os violvéis como niño, no entraréis en el Reino de los cielos.
Josefa, muy buena reflexión.
Sabes que te aprecio.
Abrazos.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Buen relato Josefa, el niño, muy inteligente.Besos guapa.

teresa dijo...

El llorar alivia mucho pero a veces no queremos hacerlo.
Solamente hay que pasar un rato con los niños para ver lo que nos enseñan.
Son sorprendentes y maravillosos.
Un beso mi querida amiga.

trimbolera dijo...

Que bonito, es lo que más te llega al corazón cuando estamos tristes, que nos acompañen y entiendan, sólo eso.Un abrazo.

Consuelo Nicolini dijo...

Muy emotivo el relato
querida amiga.
Con un poco de tardanza
pero ya estoy aqui,para
dejarte mil cariños.

Josefa dijo...

Maria: me alegro que te aya gustado.
Besitos.

Josefa dijo...

Chelo: LLorando se descargan las penas y sin embargo, no sabemos ayudar a quien llora.
Gracias por tu visita.

Josefa dijo...

Josep: Querido amigo es un placer tener tu comentario. Los niños nos dan cada lección...
Un beso.

Josefa dijo...

Isol: Que lastima que vallamos perdiendo la inocensia con la madurez.
Un beso grande

Josefa dijo...

Mercedes: Gracias por tu comentario.
Me alegro que te guste.

Josefa dijo...

Marina: Gracias por traer a este espacio. Una linda poesía.
Mi aprecio y cariño de siempre.

Josefa dijo...

Manrique: Es un placer verte por aquí. Un beso.

Josefa dijo...

Meugenia: Gracias por venir hasta aquí. Besitos

Josefa dijo...

Teresa: Si fuesemos como niños el mundo seria distinto.
Un abrazo con todo cariño.

Josefa dijo...

Trimbolera:Como, se agradece que nos acompañen cuando estamos en un momento bajo.
Un beso.

Josefa dijo...

Consuelo: Hay un refran que dice
"mas vale tarde que nunca" Tu aunque tardes siempre eres
bien venida.
Un beso con todo mi cariño.

AMBAR dijo...

Aqui también me fui sin comentar cuando quería decirte que hace tiempo lo había recibido en pps.
Es extraordinario lo que los niños nos pueden enseñar con su inocencia y alma pura.
Un abrazo.
Ambar.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Josefa:

Los niños son verdaderos maestros, mucho tenemos para aprender de ellos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Josefa, había escuchado de su blog pero hasta hoy no lo había podido ver pues no tengo internet. Me conmovió mucho la historia del niño y el anciano. Gracias por compartirla. Como soy una apasionada del haiku pues la pensé en esta estrofa
Día de noviembre.

Día de noviembre.
Solo en un banco, llora
el vecino viudo.

Caen las hojas.
Tras la ventana el niño
mira al abuelo.

Sombra en el muro.
Al patio del anciano
brinca el pequeño.

Sol de la tarde.
Se acurruca el chicuelo
sobre el anciano.

Solo los trinos
y el calor del niño
en el regazo.

Feliz año a todos y un abrazo desde Cuba, María Elena

Josefa dijo...

Gracias Ambar por tu compañia.
Un beso.

Josefa dijo...

Los niños en su inocencia. Nos sorprenden.
gracias Rafael.

Josefa dijo...

Anónimo: Gracias por estos hermosos haikus que me has dejado.
Me han encantado.
No dejes de visitar el blog de josefa. Espero tus haikus.
Besos.