Google+ Followers

lunes, 27 de agosto de 2007

Nuestros paseos

Ya hace bastantes días que no iba a pasear con mi esposo, Esta tarde tenía ganas de andar y nos hemos ido por el polígono Pedrosa. Hemos caminado a ratos ligeros y a ratos despacio, pues los dos tenemos achaques y no podemos forzarnos.

En el consorcio de la zona Franca que está por este sector, y en la calle los motores estaba la factoría de Butano S.A. donde mi esposo ha trabajado más de treinta años.

Todos estos terrenos han experimentado una gran transformación. En ellos han ubicado la Fira de Barcelona 2 además de muchas Industrias que operaban en Barcelona y se han trasladado aquí. Han puesto muchos jardines, zonas verdes, .han construido carreteras, dándole a esta zona un aspecto distinto al que tenia .Ahora viene mucha gente a pasear. Me dice mi esposo que todos los días pasaba por aquí cuando iba a trabajar y que entonces solo había barracas y el barrio Pedrosa, donde aun pueden verse casas que esperan ser derruidas. Pasamos por una en ruinas, - Aquí había un bar – me dice mi marido- Casi todos los días me paraba a desayunar. Dice - esto era antes de casarnos cuando vivía en la Florida con mi hermana.
Contemplo la casa me paro un poco para verla de cerca, veo las paredes al descubierto. Por la pintura y el papel pintado ya apenas visible por su deterioro, adivino donde estarían los dormitorios, comedor, cocina y aseo. Pienso en la gente que la habitó, en los momentos de felicidad.... de ilusión.... de Esperanza.... de sufrimiento..... que habrían vivido en ella.

Mi esposo me dice- ¿Qué piensas? ¡ Venga vamos!, le sigo y le cuento mis pensamientos. Él, rompiendo la seriedad de mis pensamientos, me contesta haciendo una alusión picante a los momentos de pasión que podrían haberse vivido en la casa. La hizo con tanta gracia que me reí con ganas.

Seguimos andando, pasamos la Gran Vía, por el puente que la atraviesa.
En una de las empresas que hay en este sector es donde trabaja nuestro hijo
Le dimos la vuelta mirando los coches aparcados, para ver si está el de él,
Lo veo desde lejos, él estaba al lado a punto de subirse, salí ligera y llegué antes de que arrancara el coche, se bajó y le dimos un beso.

Normalmente sale más tarde pero hoy iba con un amigo a hacer un cursillo, Estuvimos unos momentos con ellos, nos dijo que sus hijos y su esposa estaban bien, nos despedimos de él y de su amigo con un beso, nos fuimos a casa con la alegría de haberlo visto.

Este escrito es copia. Lo escribí en mi diario el día 4 –2 – 1998

8 comentarios:

rosa dijo...

Recuerdos y muchos son buenos, muy buenos.Has hecho alusion de la Florida, que bellos recuerdos me trae. Ahora cuando vas por ese barrio ya casi ni lo conoces. La iglesia de Nuestra Señora de Luz sigue en pie, pero muchos de los comercios que se levantaron con la ilusion y la esperanza de años duros, ya han desaparecido o cambiado de dueño. Mi padre fundo una tienda en el año 1959, y cuando la cerro en el año 2001, llorábamos todos.
Era la Florida un barrio emblemático, trabajador, y ahora cuando lo visitas no sabes en que país estás.

lulu dijo...

Me he emocionado imaginándome a vosotros dos juntitos desprendiendo el amor que os teneis y la vida que estais recorriendo juntos. Me encantaría poder pasar toda una tarde sola contigo para poder hablar de muchas cosas, eres una persona que sabes escuchar y que sabes que decir.
Un beso
Lourdes

Anónimo dijo...

gracias por tú comentario, está tan bien escrito que me sirbe de escuela.
La tieta,

Anónimo dijo...

Lurdes. gracias a tí tambien por dedicarme un poco de tú tiempo como le digo rosa,aprendo mucho de vosotras.

la tieta

Marta dijo...

Está tan bien escrito, que mientras lo leía, os podía ver paseando por esos barrios que renacen de las rruinas que el tiempo se encarga de envejecer. Luego, he podido ver a vuestro hijo, y la ilusión en vuestras caras. Hace tanto tiempo que yo no le veo que no sé si le reconocería, yo por ahora guardo su imagen de hace años.

Me gusta leerte, me gusta con la sensibilidad y la dulzura con la que escribes, y sobre todo me gusta que nos hagas recordar!.

Un Beso.

Luca dijo...

Hola Pepita, que ilusión que lo hagas publicado, porque te diré. Ayer pasee por Santa Eulalia observando los cambios de mi barrio. En cuanto al poligono pedrosa pues que decirte, en mi casa se le sigue llamando Can Pi, seguramente tu marido se referia al bar de la rueda. Dios!!! me encanta ese lugar.

COMO HE DISFRUTADO DE ESTE ARTICULO. ERES MARAVILLOSA

Marta dijo...

Uyyyyy! que ya tengo muchas ganas de leer algo más!!!!!.

isol dijo...

Que bella la vida Josefa,a menudo tengo tantas dudas ,tantos temores,pero al leer tu blog comprendo que mi vida merece ser vivida y no temida,gracias,infinitamente gracias.