martes, 9 de febrero de 2021

CORONAVIRUS



haiku

coronavirus
el vacio de la calle
me sobrecoge


Con  este haiku he querido expresar  lo que siento cuando veo las calles vacias
Ojalá acabe pronto esta pesadilla y solo  quede en el  recuerdo lo bueno que hayamos aprendido. Pues en las etapas más oscuras de nuestra vida siempre nos queda algo  positivo
 que enrriquece nuestra experiencia. y nuestra confianza en Dios.
 

24 comentarios:

chica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chica dijo...

Sensação bem expressa no teu haicai.

Por outro lado, ficaria feliz de ver por aqui as ruas assim...Mostraria o respeito,aqui não temos! beijos, chica

CHARO dijo...

Bonito haikú donde expresas tus sentimientos de los que yo también comparto.Pido a Dios para que esta pandemia termine pronto.Besicos

Albada Dos dijo...

Es muy triste. Tal vez el exceso de turistas y ruidos era molesto, pero esto es como una pesadilla.

Un abrazo

AMALIA dijo...

Una pena.
Se hace muy larga esta situación.
Esperemos vuelva la normalidad y estemos tranquilos.
Un beso.

Pensando en Haiku, Karin Rosenkranz dijo...

En toda mi vida es la primera vez que veo la calle Maipú tan vacía. Comparto esa tristeza y está sensación de asombro.
Extraño tantooooo mi ciudad....
Beso

Ester dijo...

Mientras sigamos confiando en Dios no nos ahogaremos en la soledad, en el confinamiento, pero cuesta entender que ha pasado y asusta pensar lo que aun no ha pasado. Un abrazo

Tracy dijo...

Ojalá pase pronto.

Siby dijo...



Confiemos en que termine
todo esto que vivimos, es
difícil lo se, pero sigamos
con nuestra Fe.

Besitos dulces

Siby

Alfred dijo...

Las calles se han vaciado, tomando protagonismo sus casas.

Saludos.

Francisco Espada dijo...

Parece que el virus ha venido a instalarse para tiempo indefinido y va a acabar por modificar nuestras costumbres sociales.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Me identifico con tu acertado Haiku, ya que estas imágenes apocalípticas de calles vacías, y el silencio en las mismas, me deprime.
Ojalá que pronto acabe todo esto, aunque por lo que estamos viviendo estos días, pienso, que esto va para largo. En fin, aguantaremos todo lo que haga falta en casa y a no perder la esperanza. No nos queda otra.
Un abrazo, Josefa.

RosaMaría dijo...

Pues si amiga y lo expresaste muy bien. Todo es una gran tristeza. Abrazo grandote

Conchi dijo...

Un haiku muy acertado Josefa. Esperemos que todo pase pronto.

Abrazos.

Maria dijo...

Bom dia que Deus abençoe nosso dia amém Obrigado senhor por mais o amanhecer que Deus abeçoe vcs sempre desse canal oração de fé amém 👐🙏🌷👏

carmen estany dijo...

Hola Josefa.¿Como estais? hace dias que no te veo. La verdad es que todos salimos poco Esperemos que las vacunas sean eficaces y se pueda normalizar todo.
Has escrito un aiku muy adecuado al momento presente.
Un abrazo

Maria dijo...

A descoberta consiste em ver o que todos viram e em pensar no que ninguém pensou.

Jose Alcaide dijo...

Totalmente de acuerdo, muy buena refeaxión, pues de todo se aprende. Ya queda menos, esto pasará pronto...

Jose Alcaide dijo...

Un aiku perfecto.

rosatequendama dijo...

La esperanza en Dios y en su madre es lo único que nos queda. En mi país sucede igual, calles vacías y tristeza.

Saludos.

Maria dijo...

Que a gente não perca a capacidade de se encantar com o que é simples!

Maria dijo...

Que a gente não perca a capacidade de se encantar com o que é simples!

Maria dijo...

Podemos acreditar que tudo que a vida nos oferecerá no futuro é repetir o que fizemos ontem e hoje. Mas, se prestarmos atenção, vamos nos dar conta de que nenhum dia é igual a outro. Cada manhã traz uma bênção escondida; uma bênção que só serve para esse dia e que não se pode guardar nem desaproveitar. Se não usamos este milagre hoje, ele vai se perder. Este milagre está nos detalhes do cotidiano; é preciso viver cada minuto porque ali encontramos a saída de nossas confusões, a alegria de nossos bons momentos, a pista correta para a decisão que tomaremos. Nunca podemos deixar que cada dia pareça igual ao anterior porque todos os dias são diferentes, porque estamos em constante processo de mudança.

Maria dijo...

Podemos acreditar que tudo que a vida nos oferecerá no futuro é repetir o que fizemos ontem e hoje. Mas, se prestarmos atenção, vamos nos dar conta de que nenhum dia é igual a outro. Cada manhã traz uma bênção escondida; uma bênção que só serve para esse dia e que não se pode guardar nem desaproveitar. Se não usamos este milagre hoje, ele vai se perder. Este milagre está nos detalhes do cotidiano; é preciso viver cada minuto porque ali encontramos a saída de nossas confusões, a alegria de nossos bons momentos, a pista correta para a decisão que tomaremos. Nunca podemos deixar que cada dia pareça igual ao anterior porque todos os dias são diferentes, porque estamos em constante processo de mudança.