Google+ Followers

martes, 31 de julio de 2018

UN VERANO FELIZ EN CÓRDOBA


Cerca de casa  había una finca  con una piscina  los guardeses con el consentimiento de los dueños nos dieron permiso para  bañarnos cada vez que quisiéramos.  No  obstante nos cuidábamos mucho de no ir cuando venían  los  propietarios.  Respetando su intimidad  agradecíamos su generosidad   haciendo que  pasáramos un  verano más agradable , pues en aquellos tiempos  eran muy pocas  las personas que  disfrutaban de  una piscina privada  o pública,  esta última  no tengo constancia de que la hubiera.  Fali,–nuestra amiga-  mi hermana y yo decidimos  hacernos los bañadores.  Como mi hermana estaba aprendiendo el corte y confesión  se ofreció para dirigir  la costura de dichos bañadores. 



Fali  eligió el color verde azulado, mi hermana el rojo y yo,   el  azul  electrico. Escojimos un modelo muy actual -años cincuenta- era muy recatado,   cubriendo desde las exilas a las ingles, redeado de pespuntes y gomas para así darle elasticidad. Quedaron muy bonitos
Empezamos los baños,  íbamos casi todos los días al medio día. Con mis hermanos y mis primos  uno de ellos nos enseñó a nadar. Mi hermano José que estaba haciendo un curso de  culturismo.  Exivia sus músculos de pie en el borde de la piscina.  Admirábamos  la musculatura que a fuerza de constancia y disciplina estaba adquiriendo.   Ahora que han pasado tantos años  al recordar estos  hechos no dejo de sonreír, pues con estas pequeñas cosas éramos felices  y disfrutábamos de   compartir  paseos  piscina y  otros,  en todos ellos yo, en particular  era feliz pues el pasarlos con mi familia y amigos era todo un placer .





En el patio de la casa donde viviamos habia una higuera muy frondosa que daba muy buenos frutos.Los domingos,  por la tarde  mi hermano José y la fali se subían  en ella y cogían  los higos  ya maduros  y  los vendíamos a las vecinas que nos  los compraban  muy gustosas. Así aumentábamos nuestro presupuesto para ir todos juntos al cine.
Casi siempre íbamos al San Cayetano un cine al aire libre era un amplio recinto en el que había varias plantas de olor entre ellas una dama de noche y jazmines que al entrar te sentías inundada de su olor.  Este cine era el que estaba más cerca de casa.  Éramos felices  a pesar de las muchas carencias que teníamos. pero que no  echábamos en falta, quizás por el cariño de nuestros padres.  En mi alma está  todo el amor  que nos tenían y el ejemplo que nos daban  al verlos a ellos felices  respetándose y amándose  -como decía mi madre - igual que el primer día de casados Qué lejos están estos recuerdos pero que cerca en mi corazón. 
Cada uno hemos vivido después nuestras vidas.  Todos  y todas hemos pasado días felices y muy tristes pero siempre  los hemos vivido de acuerdo con las buenas enseñanzas  recibidas.
Cuando nos reunimos recordamos este verano  como el mejor. Después vinieron otros  con otras alegrías y otras inquietudes que cada uno vivió  según le fue, pero como digo antes  todos supimos vivirlos con dignidad y aceptando  las contrariedades con resignación  y esperanza.



43 comentarios:

Rejane Tazza dijo...

Tão bom recordar coisas boas assim...Estão sempre presentes em nós! Não esquecemos! beijos, lindo dia! chica

Susana A dijo...

Qué bonito tener tan buenos recuerdos. Un beso

Pitt Tristán dijo...

Entonces todos eran muy felices y muy buena gente.
Lo voy a dejar ahí.

Un saludo

CHARO dijo...

Tiempos aquellos muy felices.Al ser mi padre militar me ha tocado vivir en diferentes lugares así que mis inicios en la natación fueron los ríos ya que en algunos de los lugares no había piscinas de ningún tipo, cuando fuimos a vivir a Zaragoza disponíamos de piscina y sabía ya nadar,aprendí sola fijándome cómo lo hacían los mayores que yo y que ya sabían. Al gustarme tanto la natación disfruté mucho en los ríos y en las piscinas junto con mis hermanos y amigas .....Tengo infinidad de recuerdos de esos años y todos muy buenos, que bien lo pasábamos sin tener tanto cómo tienen ahora.Besicos

Albada Dos dijo...

Esoa años felices de la juventud, cuando una piscina era un tesoro, y unos bañadores la gran proeza de corte y confección.

Precioso post, de recuerdos de un ayer. Un abrazo

Buscador dijo...

He leido y me he dado un baño de recuerdos. Aquí en Rute mi infancia pasó en la piscina municipal, el río Anzur y el pantano de Iznajar. Nosotros eramos los chicos de mi calle, muy lejos de ser pacíficox pero, con buén corazón...Todos los días nos sucedía algo y las aventuras se encadenaban unas detrás de otras.
Nos bañabamos en las salinas y flotábamos como corchos viendo las estrellas fugaces hasta que nos pilló la Guardia Civil. Nos saltabamos a piscinas particulares y comíamos tomates y frutas de los huertos robadas....ya me callo por no alarmarte. Todo ello lo creas o no, forma parte de mis mejores recuerdos; cuando las prohibiciones de los padres no eran tan grandes y la libertad, comenzaba al salir por la puerta de la calle.

Un saludo desde Rute

Josefa dijo...

Chica.gracias por tu visita.
Un beso

Josefa dijo...

Susana. Seguro que tu tambien tienes los tuyos.
Un abrazo.

Josefa dijo...

Tristan. Eran otros tiempos.
Un abrazo.

Josefa dijo...

Charo. Me ha encantado tu comentario. Que tiempos aquellos.
Eramos jóvenes y menos exigentes que lo son ahora.
Un abrazo.

Josefa dijo...

Alvada. Y que lo digas. Nos costó un poco hacer los bañadores.
Pero lo conseguimos.
Un abrazo.

Josefa dijo...

Buscador. Me alegro que a través de mi entrada hallas recordado tu infancia
pasaré por tu blog ha ver si pones alguna entrada con tus recuerdos.
Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Ha sido un placer poder participar de esos días lindos de tu infancia que me han hecho recordar los míos también.
Un abrazo grande.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Entrañable entrada, tiempos felices de nunca olvidar, muy reconfortante tenerlos presentes.

Un abrazo.

Concha Signes dijo...

Un entrañable relato!. Tiempos que nunca se olvidan, recordando los tuyos me haces recordar también los míos.
Deseo estés pasando un buen verano.
Un abrazo.

Josefa dijo...

Sara me alegro que este post te haya servido pararecordart tus recuerdos.
Un besito.

Josefa dijo...

Rafael Los recuerdos de la infancia nunca se olvidan.
Gracias por u visita.

Josefa dijo...

Concha La infancia esa época tan agradable. Gracias por tu visita.
Un beso.

ecos de ubeda dijo...

me gusta

Mari-Pi-R dijo...

Estas vivencias te hacen sentirte feliz, semejantes las viví, eran tiempos que con poco eramos felices y buenos recuerdos tenemos con ello.
Un feliz fin de semana.

AMBAR dijo...

Hola Josefa.
Es hermoso revivir esos bellos recuerdos familiares y tan llenos de cariño.
Recordarlos es vivirlos de nuevo y poder sentir esa felicidad una vez más.
Un abrazo.
Ambaar

Josefa dijo...

Ecos de Ubeda. Gracias por tu visita.

Josefa dijo...

Mari Pi. Entonces eramos jóvenes y el solo hecho de serlo anulaba todas las carencias.

Un fuerte abrazo.

Josefa dijo...

Ambar. Para mi recordar y compartir con todos@ vosotras estas vivencias me llena de felicidad.
Hoy en mi oración diaria he recordaDO A MI AMIGA AMBAR COMPAÑERA BLOGUERA Y AMIGA DE iNTERNER
uN BESO.

Adriana Alba dijo...

Que hermosos recuerdos Josefa!
Los momentos felices debemos atesorarlos en el corazón por siempre.
Fue lindo visitarte.
Abrazos.

ANNA dijo...

Hola guapa.
espero que estes bien hace tiempo que no se de vos
Besos
http://anna-historias.blogspot.com/

POEMIAS
anna-historias.blogspot.com/

Franziska dijo...

Josefa, no sé cómo se me ha pasado ver esta entrada y habría sido un error porque nos cuentas recuerdos personales que a mi me han llevado a los antiguos tiempos de la juventud y de las carencias pero, como tú dices, vivíamos en paz porque nos parecía lógico todo lo que pasaba. El mundo era así. Lo más importante, lo realmente valioso era el cariño de nuestra familia y el entorno amisatoso en el que nos movíamos. No es poco haber recibido respeto y amor, yo diría que no te pudieron dejar una herencia más importante.

Me gusta también mucho el estilo con que lo has redactado. En estosd años has ido aprendiendo mucho y demuestras talento para la escritura. Eso es lo que yo pienso con entera sinceridad lo digo.

Gracias por compartir tus recuerdos hermosos con nosotros, ha sido muy placentera la lectura. Un abrazo y perdona porque yo ultimamente estoy con mis problemas de salud y claro, se producen despistes.

Josefa dijo...

Adriana Alba. Creo que todos y todas tenemos recuerdos hermosos de nuestra infancia. A mí me gusta compartirlos con todos@ vosotras.
Un abrazo de todo corazón.

Josefa dijo...

Anna todo un placer verte por aquí. He intentado entrar en tu blog y no permiten aceso.
Volveré a intyentarlo.
Un beso.

Josefa dijo...

Franziska. Gracias por tus amables palabras. Sí, creo que he aprendido mucho desde que me atreví a publicar mis pobres escritos en el blog. Gracias a todos y todas vosotras que siempre me habéis animado
Cuídate también yo, tengo que hacerlo pues siempre tengo alguna gotera que arreglar.

Carmen Estany dijo...

Hola Josefa. Me ha gustado mucho tu relato sobre este feliz verano disfrutando de la piscina con tus hermanos y amigos.Es muy bonito todo lo que cuentas sobre la generosidad de los dueños, pero lo que más me ha gustado es vuestra actitud agradecida y prudente.
Los valores que nuestros buenos padres nos inculcaban eran tan sabios y buenos que nos han servido para todas las circunstancias de la vida. Eran trabajadores y humildes, pero con una gran dignidad.
Muchas gracias por compartir tan bonitos recuerdos.
Un beso

Josefa dijo...

Gracias Carmen por tus amables palabras. El sábado te vi de lejos, ivamos a misa a Mare de Deu. Ahora en verano vamos allí por estar con mi hermana un ratito juntas asistiendo a misa.

Voy a pasar por tu blog.

Un besito.

Eugenia Maru http://lulurulitos.blogspot.com dijo...

¡Qué lindas historias! Nuestra infancia fue tan diferente a las de ahora, donde sólo gana el móvil y la tecnología.
Saludos desde Chile

Josefa dijo...

Eugenia. Un placer leer tu comentario. Creo que los niños de hoy pierden muchos ratos de jugar , entretenidos con tanta tecnología.
Pasé por tu blog y me encantó la ultima entrada.
Un abrazo

Marina-Emer dijo...

Querida Josefa: Amiga del alma...me da mucha alegría verte por mi casa, son muchos los años que somos amigas, aún vivía mi marido e.p.d.
...estos días estuve mal de las tensiones ,siempre estuve muy baja y este verano me subió y los latidos del corazón bajaron tanto que el medico se alarmo. Ya estoy normal pero muy flojita ...
PRECIOSO TU BLOG además con un feliz verano...yo antes con mi marido salíamos el verano con los niños ahora no me muevo ...siempre me hubiera gustado conocer Córdoba por su historia .bueno me alegro verte disfrutar .
besitos y gran abrazo.

Élys dijo...

É muito bom recordar os bons momentos de nossas vidas.
Um abraço.
Élys.

Soñadora dijo...

Entrañables recuerdos Josefa, dicen que recordar es volver a vivir! Gracias por compartir.

Un abrazo!

Marina-Emer dijo...

Mi querida amiga Josefa : por falta de tiempo no me podré alargar a tu cariñoso comentario que nunca olvidé ni olvidaré, me unía una gran amistad con gentes de letras, he sido muy feliz y ya recordarás a mi querida amiga Maribel, ella está sujeta ayudando mucho a su hija ,no nos vemos pero no nos olvidamos ...como a ti que los domingos recitaban mis versos y tu me los elogiabas ...Josefa hay cosas en la vida que no se olvidan.
Amiga cuídate y no dejes de perder mi amistad yo poco , o mucho siempre te contesto, abrazos a tu hermano y uno muy fuerte para ti ...te quiere sin olvido y con cariño .
Marina

Boris Estebitan dijo...

Esos recuerdos que siempre llenan de risas y felicidad, que linda entrada. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

Carmen Cordero dijo...

Hola Pepita, hace tiempo quería entrar a verte y poner algo en el mío, que no
quiero perderlo que mi trabajito me costó, y cuándo me acordaba ya había apagado
el ordenador, cómo siempre haces un ben trabajo.
Besitos

Julia López Pomposo dijo...

Pasé a saludarte, tras la pausa del verano, espero que estés bien y con las pilas puestas para volver a la rutina del blog.
Besos

AMBAR dijo...

Gracias Josefa, por tus oracines, recuerdo y cariño, mis ausencias son cada vez más seguidas pero seguiré adelante mientras pueda respirar.
Vuelvo a disfrutar de tus recuerdos de aqquellos años de juventud, esos que todos guardamos en el corazón.
Un abrazo.
Ambar

RosaMaría dijo...

Qué entrañable recuerdo. Gracias por compartirlo, me da pie para recordar esos tiempos en que se compartía con hermanos y primos. Beso grandote.