Google+ Followers

domingo, 29 de enero de 2012

HAIBUN








LOS OLIVOS Veinte eran los olivos que había en el trozo de tierra propiedad de mis padres. Olivos plantados con esmero cariño y esperanza, Eran preciosos de un color verde reluciente por lo bien cuidados que estaban. En ellos ponía mi padre todo su afán. Se recreaba mirándolos quizá pensaba en su padre. Mi abuelo, era podador. En su juventud cuando llegaba el tiempo de la poda él se recorría los olivares preparando los olivos para que fueran productivos en la siguiente cosecha.Poco a poco en la tierra que tenía fue plantando sus propios olivos. Gracias a su esfuerzo y a la buena administración de mi abuela, tanto mis padres como nosotros sus nietos, pudimos disfrutar de su fruto y del mejor aceite que según decía mi madre nos mantenía sanos.
De esos olivos había uno con una rama horizontal fuerte de la que uno de mis hermanos se suspendía con los brazos y se balanceaba como si fuera un columpio. Nuestro padre le decía que tuviera cuidado, no sea que se le escaparan las manos y se cayera. Pero esto G. A D. nunca pasó. Para mi hermano era toda una aventura balancearse en el olivo nos retaba a los demás pero ninguno@ nos atrevimos nunca a balancearnos en aquel improvisado columpio.








duerme la siesta

en la sombra del olivo

que plantó su padre




lunes, 16 de enero de 2012

HAIKU





mar en calma


un velero pasa


frente al sol







lunes, 9 de enero de 2012

PRIMEROS DÍAS DEL 2012



Al empezar el nuevo año os dejo este escrito
El cual nos ayudará a reflexionar y así vivir sin prisas y mirando a quien nos rodea con buenos ojos valorando siempre lo positivo y no, lo negativo. Seguro que si actuásemos así seriamos el doble de felices.



En cada amanecer los seres humanos abrimos los ojos para enfrentarnos a otro día más...


La mañana se va llenando de un taconeo que marca la carrera veloz de gente que marcha hacia sus tareas diarias...


Las calles se llenan de estudiantes, trabajadores y gente desempleada que se afanan por llegar al lugar esperado...


Tanta es la prisa que el tiempo no es suficiente para detenernos a mirar el interior del ser humano que nos rodea...


Nuestros ojos se conforman con fijarse en el exterior solamente...


Recordamos el largo de una falda,la marca del pantalón,el color de la piel...


Comentamos el gesto huraño de algún compañero sin buscar la causa que lo provocó...


Transcurre el día y no hemos mirado el interior del amigo que nos acompaña diariamente...


Deberíamos jugar a descubrir lo hermoso de la gente...


¡Es lo que debería llamar nuestra atención diaria!En lugar de ver el gesto agrio de alguien, entendamos el valor que tiene para resistir las tensiones provocadas por situaciones que no conocemos...


Antes de burlarnos del que no aprende con la rapidez de los demás, demos un aplauso a su magia para ser bueno con sus semejantes...


Todos los días son buenos para comenzar a descubrir sonrisas, hermosas manos hábiles,actos valiosos, espíritus valientes, luchadores incansables...


Cada ser humano tiene un valor especial, un don divino que recibe al nacer y que si se descubre, puede utilizarlo para su beneficio y para el de los que le rodean...


Hagamos un alto en nuestra prisa diaria, miremos el interior de nuestros hermanos y aprendamos a valorarlos por lo que son

y no por lo que quisiéramos que fueran...


Desconozco su autor


IMAGEN DE LA WEB