Google+ Followers

lunes, 20 de febrero de 2012

ELVESTIDITO BORDADO










Allá por los años 1940, vivía en un pueblecito Andaluz un matrimonio con cinco hijos a los que cuidaban con esmero y cariño. El padre trabajaba de chofer particular y la madre era Maestra de bordado. Todas las chicas del pueblo aprendieron de ella esta bonita labor que después les serviría para bordar su ajuar. La señora Maestra. Estaba satisfecha de su trabajo porque a la vez que contribuya a la enseñanza de aquellas jovencitas, con lo que estas le pagaban por su aprendizaje y lo que su marido ganaba, podía decirse que vivian bien. Sus niños estaban bien alimentados y vestidos decentemente. Pues todos los años a la recogida del algodón

"La algodonera" les facilitaba telas y con ellas vestía a sus cinco hijos. Un año por las fiestas quiso hacer a la pequeña, un vestidito bordado. Para ello escogió tela de lino de color blanco, aplicó sobre la tela el dibujo que más le gustó y se puso a bordarlo con ilusión. Una vez bordado confeccionó el vestidito. Al terminar quedo contenta de su trabajo y esperó con ilusión el día de las fiestas del pueblo en que su niña lo estrenaría.
¡Por fin llegaron las fiestas!
Todo era algarabía en la casa. Todos estaban deseando ver a su hermanita con el vestido bordado. La madre con gran cariño se lo puso y todos aplaudieron a Maria ( así se llamaba la pequeñita) que con su vestido bordado era una princesa. Las hermanas mayores se la querían llevar a la feria pero la madre no quiso y recomendando que la vigilaran la sentaron en el escalón de la puerta esperando irse todos juntos a la feria. Mientras las hermanas mayores esperaban saltando la comba, vigilaban a Maria sentadita en el rebate. Una de las veces que cumplían con la recomendación de la madre vieron algo que las llenó de miedo y sorpresa. Llamaron muy alteradas a su madre que acudió al instante preguntando si Maria se había caído, le respondieron que no. La madre miró a la niña y sus ojos se llenaron de asombro, ira e impotencia. Allí estaba su niña desnudita... Le habían robado el vestidito... que ella, con tanto esmero y cariño le bordó.





Es una historia real. Que una de las protagonistas me contó.











32 comentarios:

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¡De esa clase de vestidos he hecho bastantes, me encantan!
Pero la histo´ria es tremenda.
Solo hay que pensar que el que lo quitó, lo necesitaba mucho más.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

CHARO dijo...

Cuando hay necesidad no creo que se roben vestidos así y menos años atrás así que yo pienso que la persona que robó lo hizo con toda la intención de hacer daño, es cómo el que se dedica a rayar los coches o pinchar las ruedas para fastidiar. Lo extraño de esto es que la niña no gritara y que nadie se diera cuenta y esto me hace pensar que quién quitó el vestido era persona conocida de la niña.Un besote de esta mal pensada:-)

Josefa dijo...

Rosario: Gracias por tu visita.
Pues sí seguro que quien lo robó quizás lo necesitaba más.
Besos.

Charo: De mal pensada nada de nada.
Haces muy buena dedución del caso.
Segun me dijo quien me contó el hecho, no volvieron a ver el susodicho vestidito.

Un besito

MERCEDES PÉREZ "KOTORI" dijo...

Madre mía!!!! vaya susto que se llevaría la pobre criatura. Desde luego es que hay gente "pa tó".

Un abrazo, Mercedes.

Carmen Cordero dijo...

Hola Pepita,ya se quien es,la tengo qué llamar qué aún no lo he hecho,y se creerá qué no me acuerdo de ella.

Qué lo paséis bién mañana,un beso a todas,y para ti.

ecos de ubeda dijo...

precioso lo creo una vez fui yo al hospital con mi hijo pequeño 4u 5 años compro un vaso de leche al salir en el bar , y doy la espalda a la mesa para pagar , mi asombro al volver ni vaso ni contenido se lo habian quitado hay que dar valor quien ha sido un hombre y un chiquillo parece pero el hombre fue el que se lo llevo y estaba caliente ni beber siquiera y miedo me dio por que con lo mismo no se hubieran llevado a mi hijo , me dijo el camarero que no era la primera vez pasaba dejando luego las cosas en el baño ay que vida señor que damos hombres de todo pelaje

Marina-Emer dijo...

Después de estos días festivos de carnaval
Paso para visitarte y dejarte mi recuerdo
Y cariño agradeciendo tu amistad
Siempre con cariño un abrazo
Marina

mardelibertad dijo...

Pensé en otro final peor, seguro que la persona que lo quito lo necesitaba mas, recuerdo cuando a mi hija que ya es madre le ponía unos vestidos parecidos...ya llovió bastante..
Un abrazo

Mariaisabel dijo...

Los años 40!!!
Años tan difíciles que tener un vestidito nuevo era un tesoro.
Pobre niña y pobre mamá, con la ilusión que bordaría ese vestido.
Me gustan tus relatos, Josefa.
Un beso, con cariño
Mariaisabel

Nerim dijo...

Que mala sangre robarle un vestidito a la niña, imperdonable aunque lo necesitara más, eso no es excusa para comportarse como un desalmado.

Un abrazo

icue dijo...

Las personas que hacen eso, son las mismas que no tienen inconveniente en robar algo más sagrado, que es la inocencia de un niño, hoy en el evangelio del dia el Señor nos habla de los niños.
Saludos

AMBAR dijo...

HOLA JOSEFA, ESE VESTIDITO ME RECUERDA LOS QUE ME HACIA MI MADRE, MENOS MAL QUE ELLA PODRÍA PONERLE OTRO A LA NIñA, EL QUE SE LO LLEVO A LO MEJOR NO TENIA OTRO PARA PONER, QUIEN SABE.
ESAS COSAS HAN PASADO, PASAN Y SEGUIRAN PASANDO.
UN ABRAZO.
AMBAR.

PEPE LASALA dijo...

me ha gustado la historia Josefa, siempre nos cuentas historias interesantes. Como comentan más arriba, también creo que la persona que lo quitó lo necesitaba. Buena entrada amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Marucha dijo...

esta historia está de terror !!!!dejo mi cariño asombrado de ver que siempre andan por ahi personanitas maldadosas,antes no se llevaron el vestidito con todo y niña !!!!

Boris Estebitan dijo...

Hola, ha sido un enorme gusto pasar por tu genial blog, te felicito mucho, tienes un buen blog, te invito de manera cordial a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mio titulado “Caminando bajo la luz de la luna”, te espero ahí, que pases un buen fin de semana.

SUREANDO dijo...

Qué triste historia Josefa.
Gracias por tu visita.
Me quedaré acá, leyendo tu hermoso blog.
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Mi alma se ha encogido, pensando en el ser que tan envidiosamente pudo arrebatar algo tan calido.

Cariños

MA dijo...

Hola Josefa entro a tu casa amiga a leer tu post y dejar mi huella amiga.
Que susto se llevaría la niña cuando le robaron la ropa...y aun más la madre...Mira que es mala la envida y peor aun la necesidad de robar lo ajeno.

Besos de MA para ti amiga Josefa, mil gracias por tu huella bloguera.

Tesa dijo...

Ay, Josefa, qué historias de la España profunda. También tuve un vestido bordado y me lo ponían con un lazo rojo de terciopelo a la cintura y con brillantes zapatos de charol. Odiaba esa vestimenta con la que no podías jugar a nada divertido.

Espero que estés como una rosa de salud y de ánimo.

Mímate, Josefa. Un beso grandote.

Abuela Ciber dijo...

Te dejo mis cariños con el deseo de un buen fin de semana.

La Gata Coqueta dijo...



Un buen fin de semana te deseo con el afecto que hemos granjeado desde que he tenido el gusto de conocerte.

Un beso y una rosa en armonía con el día de hoy.

María del Carmen


Concha dijo...

Hola amiga Josefa, que pena de niña
que susto se llevaria, con lo guapisima que estaria con ese vestido
tan bonito, gracias por tu visita y tus comentarios, un abrazo.

Jose dijo...

Son comportamientos que están fuera de lugar y tristemente condenables, por quitar la ilusión y las risas inocentes de una niña convirtiéndolas en dolor lloros y amargas lagrimitas.

Gracias por esa gentil visita y las puertas siempre abiertas están.

Quedándome con su permiso en este oasis cultural y de una gran belleza sentimental.

Saludos

Jose dijo...

Son comportamientos que están fuera de lugar y tristemente condenables, por quitar la ilusión y las risas inocentes de una niña convirtiéndolas en dolor lloros y amargas lagrimitas.

Gracias por esa gentil visita y las puertas siempre abiertas están.

Quedándome con su permiso en este oasis cultural y de una gran belleza sentimental.

Saludos

OZNA-OZNA dijo...

profunda historia nos cuentas querida amiga. El que lo robó o no tenía conciencia y en muy malas condiciones tenía que encontrarse.
Miles de besinos con todo mi cariño y feliz domingo.

RosaMaría dijo...

Qué increíble! Pobre María, ni una queja! Ella sabiendo que su madre le haría otro no se quejaría por ello. Y la que se lo quitó no podría lucirlo por temor a ser reconocida.
Eran artes que se estudiaban antes, de hecho soy profesora de Bordado a Mano y se de la satisfacción del trabajo terminado Besos amiga, veré si publico algo de lo hecho.

Duendes dijo...

Hola guapa ,
me encanta es preciosa!!
feliz domingo y muchos besitossssssss.

Alejandro Kreiner dijo...

La persona que realizó el robo del vestido posiblemente tenía mucha o necesidad o simplemente quería hacer daño.

Saludos.

jdiana dijo...

!hola tocaya¡, me alegra saber de ti. he leido la historia y al final me he reido,pues segun iba leyendo creia que le pasaría algo la niña, así que me senti aliviada de saber que solo le habían robado el vestidido.
Gracias por visitarme y te anuncio que a partir de ahora me he propuesto postear bastante en el blog de la pintura.
un abrazo
jdiana

AMBAR dijo...

Hola Josefa.
El fin de semana ya pasó, pero te deseo que desde el lunes todos los dias sean maravillosos.
No se si lo es pero si te gusta, aqui está.

clara es el alba

los trinos del jilguero

mi despertar alegran

Un abrazo.
Ambar.

Marina-Emer dijo...

mi querida Josefa cada vez que recibo noticias tuyas recuerdo con que cariño te envie mi ultimo libro ...sepas que tu bonita bolsa la llevo cada dia en mi bloso ...meto a veces el movil y a vedes les gafitas de leer de dos diotrias pero me gusta llevarlas para letritas pequeñas y entonces cojo la bonita bolsita que con cariño me enviaste...gracias amor que no te olvido y un beso a tu hermano
otro para ti
Marina

Josefa dijo...

Queridos amigos y amigas. Gracias por vuestros comentarios. Es una delicia tener el placer de leeros.
Aprecio vuestra compañia.
No dejeis de pasar por esta vuestra casita virtual.
Besitos.