Google+ Followers

viernes, 22 de julio de 2011

HAIKU






espigas doradas


en el trillo

risas de niños








domingo, 10 de julio de 2011

ORACIÓN

Del libro, “ Al encuentro con Dios”
Equipo Teyocoyani

He sacado la siguiente oración Que deseo compartir con todas y todos los que me honráis con vuestras visitas
.


UN NUEVO DÍA

Gracias, Señor, por este nuevo día,
por su belleza y su luz,
gracias por darme la oportunidad
de volver a comenzar;
libérame de las limitaciones de ayer.
Que hoy tu espíritu me haga renacer.
Que pueda ser de una manera más plena,
reflejo de tu resplandor.
Dame fuerza, compasión valor y sabiduría.
Muéstrame la luz que hay en mi y en los demás.
Que reconozca el bien que hay en todas partes.
Haz que sea yo en este día
instrumento del amor y de la curación.
Dame una paz profunda para poder servirte
con mas profundidad. Amen

Os regalo esta oración podéis copiarla y llevarla a casa para que cada mañana rezándola os dé,-igual que a mí me da-, la fuerza necesaria para afrontar el día sabiendo que Dios nos escucha a todos@.





foto de la web

viernes, 1 de julio de 2011

HAIBUN


El rabo cortado




Tarde de verano. Año mil novecientos cuarenta y tres.
En las inmediaciones del pueblo, un grupo de niñas jugábamos al corro. Los niños se divertían jugando al fútbol y de vez en cuando nos asustaban con algún animalito. Un día cazaron una lagartija y el mas atrevido, con ella, en la palma de su mano, nos la iba enseñando. Corríamos asustadísimas, avisando a las demás, para que no se acercaran al que tenia el pequeño reptil.
Esto provocaba las risas de todos los chicos.
La lagartija se escapó de su secuestrador y este corrió detrás de ella y de un manotazo la cogió de nuevo pero con tan mala suerte que le cortó un trocito del rabito. Con curiosidad infantil chicos y chicas nos acercamos haciendo un corro, alrededor de la lagartija. , vimos como el rabito cortado seguía saltando y moviéndose como si estuviera vivo
Uno de los chicos, adelantándose al tiempo, dijo de pegarlo, pero las chicas guiadas por el instinto maternal y llenas de compasión dijimos de dejar en paz a la mutilada lagartija.
Los chicos aceptaron dejando en libertad al pobre animalito que corrió buscando una grieta donde meterse. Probablemente pensando... “De buena me he librado”...


El rabo cortado
de la lagartija
sigue viviendo




foto de la web