Google+ Followers

jueves, 14 de mayo de 2009

MARINA PASTOR

Quiero dedicar este post a Marina Pastor.

Por la gentileza que ha tenido al enviarme, a petición mía,
el libro de poesías escrito por ella

ESPIGAS DEL ALMA

Conocerla en su blog http://espigasdelalma.blogspot.com/ y poder contar con su amistad es para mi motivo de satisfacción . Por eso me izo tanta ilusión tener su libro. El cual leo cada día.

Luis Álvarez de Vilallonga. En un párrafo del prólogo de este libro dice... En los versos de Marina Pastor se observa el rigor del autor fiel a la ortodoxia que requiere toda formación académica.
En ella se adviene una constante de naturalidad en un intento de plasmar la realidad explícita sin dejar de entrever más intención que la que desprende la semántica cuidada, reveladora y determinante que utiliza en sus versos; en ellos no cabe lectura mimética ni interpretación que trascienda mas allá de la significación expresada, es así que su poesía es limpia, transparente y cristalina, la realidad de los sentimientos y valores que afloran continuamente, traslucen una formación cristiana, una amplia cultura y una exquisita sensibilidad en la autora a la que se unen la atracción por la belleza, la vida y la naturaleza...

Esta es una de sus poesías

AÑORANZA

Y se despide el día cuando llega la noche,
y en el agua corriente donde el amor cayó
se formó un torbellino de gotas transparentes
que el llanto de sus ojos en perlas convirtió.
Yo te sigo queriendo desde el día a la noche,
y la noche es esclava de la palabra amor,
pero incierto el camino alfombrado de rosas,
rosas rojas y espinos que sangran dando flor,
flor perfumada que crece en el camino,
camino de añoranzas donde todo acabó
con promesas de niebla entre sol escondido
y entre brumas oscuras de espeso nubarrón.
Ese cielo que denso se extinguía
mientras mi vida se extinguía por ti.
Así crucé el camino sembrado de ilusiones,
ilusiones de albores y frágil frenesí,
en cautiverio vivo, y quisiera de nuevo
que esencia del perfume de aquel año de abril,
añorando el latido del corazón que espera,
derrumbe la barrera al amor más febril.

Marina Pastor Diez


IMAGEN SACADA DE LA WEB